Espere por favor

EL Cigala llegará a El Bronx con su disco en homenaje a la salsa

El cantante español Diego El Cigala regresa a Nueva York para presentar Indestructible, su disco tributo a la salsa que dice le arrancó lágrimas de felicidad por juntarle con integrantes de las Estrellas de Fania, músicos de los que "ya no hay". El cantaor aseguró que al enfrentarse por primera vez a ese grupo de músicos que le acompañaron en la grabación del álbum en Puerto Rico "me sentí nervioso, con miedo. Esos miedos me mantuvieron alerta pero también me dio mucha alegría porque ellos no se habían visto en muchos años".

"Meter en un estudio a Roberto Roena, Bobby Valentín, Larry Harlow, Eddie Montalvo, Luis Perico Ortiz, Ismael Miranda, todos diciéndote 'Diego, esto camina muy bien', o el maestro Oscar D'León, que grabó El paso de Encarnación esa respetada salsa de los 70 y 80, pero con otra frescura y voz flamenca", indicó con satisfacción. Son, según el artista, músicos "de los que ya no hay, una clase irrepetible". "Eso me lo puso Dios en el camino y me lo llevo yo y lo doy al mundo pa' que lo gocen. Yo no he tenido máxima recompensa que ver a esos genios y yo ahí en medio. Lloré mucho y me la gocé mucho", confesó el intérprete.

Este álbum se grabó en cinco países y participaron unos 70 músicos, entre ellos músicos que integraron la Fania, Oscar D'León o los Muñequitos de Matanzas. El Cigala presentará este sábado en el Lehman Center for the Performing Arts en El Bronx los temas, que los seguidores de la salsa conocen muy bien, en una ciudad que fue clave en el desarrollo y reinado de ese género, acompañado por varios conocidos músicos, encabezados por el cantante Tito Allen.

Son temas que muchos recuerdan o que han bailado, como Hacha y Machete o Periódico de ayer en la voz de Héctor Lavoe, Nací Moreno con el sabor de Luigi Texidor, El paso de Encarnación con Junior González con la orquesta de Larry Harlow o el mismo Indestructible, que da título al disco, que popularizó Tito Allen con la orquesta de Ray Barreto. "Creo que en otra vida ha habido algo de salsero, pero nunca sin dejar de hacer flamenco", dijo el artista, que arrancó su gira de Indestructible en Puerto Rico y tras presentarse en Colombia, llegará a Nueva York. Recordó que fue a través del pianista cubano Bebo Valdés (1918-2013), que conoció de las grandes voces de la salsa.

"Desde que Bebo me habló de Héctor Lavoe, que conocí de Cheo, de El Gran Combo, empecé a enamorarme de la salsa de una manera como si la llevase toda la vida sin dejar de hacer flamenco", afirmó el intérprete, ganador de varios Grammy y Grammy Latino. Aseguró que jamás se había planteado hacer un disco de salsa a la vez que destaca que "lo bueno de esto (de "Indestructible") es que se han juntado las dos culturas, las dos músicas: el mundo latino y salsero con el flamenco". Sostiene que no es un cantante de salsa, sino de flamenco pero que su disco "es un tributo a los grandes cantantes de ese género, muchos de los cuales ya no están como Héctor Lavoe, Ray Barreto o Cheo Feliciano".

A Feliciano, "que no podía cantar mejor" no le llegó a conocer pero asegura que le tuvo presente durante la grabación porque incluyó El ratón, que popularizó ese cantante con la Fania. El Cigala interpretará además temas de su disco Lágrimas negras, que grabó con Bebo Valdés y le ganó un Grammy Latino, y traerá el flamenco esa noche al Lehman Center con Nana del caballo grande, en su tributo al cantaor Camarón de la Isla, una de las principales figuras de ese género.