Espere por favor
  • Laterales la maxima diciembre

    Laterales la maxima diciembre

  • Laterales la maxima diciembre

    Laterales la maxima diciembre

Fortalece la relación con tú pareja

La vida en pareja no es como se ve en las películas. No se tiene sexo de manera desenfrenada todos los días a cualquier hora. La mayoría de las noches lo único que se desea es dormir porque son tantas las cosas que hay que hacer durante el día que cuando llegamos a la cama solo buscamos descansar.

Pero también nuestro cuerpo nos pide tener sexo aunque muchas veces no sea más que una vez a la semana. Pero, ¿sabías que esto tiene sus ventajas? Se dice que fortalece a la pareja.

  • Se siente más pasión

Al dejar de tener sexo 6 de los 7 días de la semana, el contacto íntimo es mucho más apasionado. No solo porque el deseo de tocarse y acariciarse se incrementa, sino que también nuestro cuerpo responde a un estímulo físico muy natural.

  • Es menos aburrido

Si bien hay una creencia generalizada de que se debe tener sexo todos los días o la mayor parte de ellos, existe otra creencia que predica todo lo contrario y cuya respuesta resulta un tanto lógica.

Al tener relaciones una vez a la semana se evita el aburrimiento, solo eso. Si quieres gozar siempre de hacer el amor sin aburrirte, entonces hazlo una vez a la semana.

  • Es un objetivo realista

Tener sexo una vez a la semana es un objetivo alcanzable y realista para la mayoría de las parejas, pues como contaba más arriba, la mayoría de los días solo queremos ir a la cama para dormir, ¡y es lo más normal del mundo!

  • Podrán planear citas más románticas

Al tener la perspectiva de hacer el amor una vez a la semana, se pueden tomar el tiempo de planear una cita romántica. Pueden salir o, por qué no, tener una cena en casa los dos solos a la luz de las velas.

  • Renacerá el romance

Hacer el amor una vez a la semana hará que pronto renazca el romance entre ustedes. No es de extrañar que de un momento al otro se den cuenta que se están dando un beso apasionado en el medio de la cocina o que están mirando la televisión tomados de la mano.