Espere por favor

La Copa del Mundo sigue evolucionando

El número de países que tendrán la oportunidad de disputar en el Mundial será mayor para el 2026, según declaraciones de la prensa, se realizará con 48 selecciones, con el objetivo de permitir a más países soñar con estar presentes en la Copa del Mundo, así lo afirmó Gianni Infantino presidente de la FIFA, quien fue elegido hace menos de un año.

El torneo planea ser jugado en 12 estadios cómo se ha hecho hasta ahora y en los mismos 32 días, con la diferencia de que no serán 64 partidos sino 80, la selección victoriosa jugará 7 partidos. Cada confederación tendrá más cupos, Europa, por ejemplo, pasaría de tener 13 a 16 selecciones participando, África de 5 a 9, Asia de 4 a 8, Suramérica tendría 2 cupos, Concacaf 2 y Oceanía uno.

La decisión trae beneficios no solo para los equipos, los ingresos económicos tendrían también un gran impacto calculado de un 35%, es decir, unos 1000 millones de dólares, entre patrocinios y contratos televisivos, sin embargo, esta decisión ha generado polémica, entre comentarios positivos que apoyan el aumento de participación en el mundo deportivo y otros que les apuntan más a aspectos económicos y al cambio en la organización que tradicionalmente se ha llevado a cabo.

La sede del Mundial 2026 aún no se conoce, se definirá solo hasta mayo del 2020, Estados Unidos, Canadá y México han puesto su interés en albergar el mundial del 2026, claro está que la elección debe hacerse en un país con capacidad a nivel de organización, puesto que el aumento de 16 equipos incluye sus respectivos seguidores y por ende una demanda en servicios de hotelería, transporte, restaurantes, vías públicas, entre otros factores, una de las propuestas ha sido es la asociación de dos países, en este caso Estados Unidos y México.

Son muchas las emociones y comentarios que ha despertado esta noticia, sin embargo, Infantino, ha defendido su decisión, afirma que ha sido tomado con base a méritos deportivos y no con el objetivo principal de generar más beneficios monetarios.