Espere por favor

Consejos para mejorar el sexo

  • Usa la palabra

Dile a tu pareja que te repita constantemente lo bien que te ves (y que sabes). Las mujeres tememos que nuestros genitales no tengan buen sabor, o que no se vean tan atractivos. Si nos sentimos seguras sobre esto será más fácil que logremos un buen orgasmo porque nos sentiremos más relajadas. Pídele a tu pareja que lo recuerde cuando ande explorando tus zonas bajas.  

  • Usa tus oídos

 La única diferencia entre un gigoló y un ligue regular es que el gigoló realmente escucha lo que las mujeres dicen, por ende, se sabe lo que se quiere en la cama. Así que: pregunta. Y habla. Lo ideal sería tener este tipo de conversaciones fuera de la cama, para que no sientan la presión de estar haciendo algo mal en ese momento. Discútelo en el desayuno, o antes de dormir.

  • Tóquense por todos lados

Las caricias reducen el estrés y liberan la famosa oxitocina, una hormona sexual que aumenta los niveles de testosterona en la mujer (y por supuesto en ellos) y hace hace desearlo más.  Usa algún tipo de crema o aceite para estimular más las zonas erógenas de cada uno.

  • Explota tu cocina

La arginina es la base del viagra, así que los hombres pueden comer alimentos que la contengan para mejorar su desempeño físico sin tener que usar medicamentos. Todo lo que es bueno para nuestro organismo sirve para mejorar las relaciones sexuales: la proteína, las grasas no saturadas, las frutas con mucho color, los vegetales que contienen antioxidantes, todos los alimentos que mejoran tu cuerpo mejoran tu desempeño sexual.

  •  Tómate tu tiempo para desvestirte

 Hay cierto grado de manipulación en los neurotransmisores. El observar una imagen de una persona desnuda va liberar una rápida cantidad de dopamina y oxitocina, sin embargo, si prolongas la escena, el efecto dura más tiempo, anticipándose a lo que va a ocurrir. Tómate tu tiempo quítate prenda por prenda, lentamente, mientras se miran fijamente a los ojos.

  • Báñate

No existe una feromona artificial en el mercado que te vuelva irresistible. Así que ayúdate un poco y báñate siempre con jabón neutro para que liberes tu olor natural (créenos, sobre sale a tu perfume). Y deja alguna prenda tuya en su casa, para que siempre que abra el cajón de la ropa interior tenga imágenes súper sexys contigo en mente.

  • Crea un buen ambiente

Para que las mujeres podamos excitarnos debemos apagar nuestros chips de estrés y ansiedad. El crear un ambiente con las luces bajas y unas velitas te ayuda a relajarte y disfrutar más del sexo. Un estudio de la Universidad de Harvard demostró que si nos abrazan por más de 30 segundos nuestro nivel de oxitocina aumenta, anticipándonos al sexo. Así que cuélgatele un minuto y disfruta su olor, la sensación de estar con él, etc., y relájate.

  •  Súbete

 La posición que los científicos recomiendan para que nosotras gocemos como locas es: sentadas sobre él dándole la espalda. El ángulo en que se sitúa el pene en esta posición estimula el punto G, además de toda el área que necesitamos estimular. Además, te permite jugar contigo misma sin verlo directamente, conjuntando estimulación de clítoris, punto G y penetración, ¿sabes cómo vas a terminar? siéntense y relájense.

  •  La penetración está sobrevaluada

Los hombres no lo saben, pero es real. La mayor parte de las mujeres tienen problemas para llegar al orgasmo si únicamente son penetradas. Es hora de concentrarse en todas las demás cosas que se pueden hacer, dejen la penetración de lado y exploren todo el mundo de posibilidades que tienen delante.

  •  Relájate

Esto es para ambos. Si no están relajados, nadie disfrutará. Punto. Confía en él, confía en lo que estás haciendo, confía en que si está ahí es porque quiere, confía en tus habilidades, confía en que vas a lograrlo. Y déjate ir.