Espere por favor

Lo que al hombre no le importa durante el sexo.

El sexo es el mejor deporte que existe y eso todos lo sabemos muy bien. Existen ciertos momentos en los que a él no le interesa si andas con tu mejor lencería o si recién te depilaste. Van a lo que van. Así que deja de preocuparte y disfruta. Claro, deberás sentirte cómoda.

  • Si lubricas lo suficiente o no: Conoce tanto tu cuerpo que sabe que, con darte caricias en el cuello, senos, abdomen, piernas y por supuesto, clítoris alcanzarás una lubricación perfecta.
     
  • Le tienen sin cuidado los ruidos de tu vagina: Y suceden en el momento más hot de la relación sexual. Te puede parecer gracioso o asqueroso, pero jamás te detengas.
     
  • Si tu vagina huele a flores o no: Los cuidados que dedicas a tu zona íntima harán que no tengas por qué preocuparte. Pero, si por alguna razón te tomó desprevenida, a él no le importa sí ahí abajo huele mal; al contrario, lo excita.
     
  • ¿Te depilaste?: Esa es una pregunta que NUNCA hará. Y si andas sin depilar, ni se lo digas porque le bajarás las ganas de inmediato. Los chicos hacen lo que sea con tal de tener un encuentro casual, por lo que no le importará si hay intrusos en tu zona íntima.
     
  • Si emites gemidos o no: Tú eliges, pero toma en cuenta que una investigación de la Universidad Central de Lancashire y la Universidad de Leeds revelaron que, durante una relación sexual, las mujeres emiten ruidos para impulsar la autoestima de ellos. Con su expresión se superan bloqueos mentales que se crean en la vida. Y de acuerdo con el sexólogo Martín Velazco, a los hombres les encanta escucharte gritar y gemir, pues así se refuerza la relación sexual. Les da certeza de que estamos en proceso de llegar a nuestro punto máximo.
  • ​No ponen cuidado a tus expresiones: Si tu cara dice "lo estoy disfrutando", esa sí la valorarán.
     
  • Que lo corrijas: Si algo te incomoda o necesitas que acelere, díselo. A él no le afectará si le haces una crítica constructiva. Eso sí, no des órdenes. Pídelo con suavidad y serás recompensada.
     
  • Negarte a dar placer con la boca ¿Quién no disfruta de un buen sexo oral? Sin embargo, no se enojará si ese día no te apetece, al contrario, si lo llegas a hacer sin querer se te notara y será incómodo para ambos.
     
  • Cuánto duras en llegar al orgasmo: Que no te preocupe si desde hace 15 minutos está ahí abajo. Tú, dedícate a disfrutar. Para él es más varonil hacerte llegar al clímax, sin importar lo mucho que tardes. Además, tú te lo mereces. ¡Que se esfuerce!