Espere por favor

Posiciones sexuales para llegar al orgasmo

No todas las mujeres consiguen llegar al orgasmo con mucha facilidad. Para ellas, y todas, existen poses sexuales que ayudan a alcanzar el punto máximo de excitación mejor que otras.

  • El lento ascenso

Para encontrar el orgasmo, coloca una almohada en tu espalda, levanta las caderas hasta llevar las piernas hacia arriba, atrás de los hombros, como si estuvieras doblada por la mitad. Esta posición facilitará al hombre el empuje, permitiendo una penetración más profunda.

Además, puede estimular tu punto G, por lo que prepárate para un orgasmo más intenso. Luego, coloca tus piernas hacia abajo, de esta manera él levantará la pelvis permitiendo un alineamiento con tu clítoris.

  • Variante del perrito boca abajo

Una versión de la posición de perrito es acostándote boca abajo, levantando tu cola ligeramente para que él pueda penetrar en ti. Puedes pedirle que te sostenga con las manos, o que se acueste sobre ti.

No sólo obtienes mayor fricción boca abajo, sino que también puedes estimular tu clítoris contra el colchón.

  • Entrelazados

Es importante que entre tanta fricción y agitación, de vez en cuando se busque un orgasmo relajado. Una pose para conseguir esto es que coloques tus piernas sobre sus caderas y muslos, haciendo un puente sobre ellos. Después, deja que él empuje suavemente hacia él.

Ideal si necesitas tiempo para llegar al clímax, y puede durar mucho tiempo antes que se cansen.

  •  Mesa caliente

Cambiar la cama por algún otro escenario también ayuda a tener un orgasmo con más facilidad. En este caso, la mesa de la cocina (que debe llegar a la cintura del hombre), es una nueva variedad. Acuéstate apoyando tu cola en el borde, y el hombre permanece de pie, aferrando tus caderas para hacer palanca.

Puedes colocar tus pies en sus hombros o en el borde de la mesa, y él permanecerá con sus manos tan libres como para acariciar tu cuerpo. El ángulo perpendicular hará más fácil tocar tu clítoris sin obstáculos.

  • La variante de la cuchara

Una posición que dice mucho de la relación emocional con tu pareja. Acuéstate de costado y él detrás de ti, y en vez de entrar y salir, permanecerá dentro de ti, empujando suavemente con la pared frontal de tu vagina. Como no puede penetrar tan profundamente por la ubicación, alcanzarás tu punto máximo guiando su mano.