Espere por favor

¿Qué tan saludable es tu semen?

  • Cuidado con tu peso

Investigadores de Holanda concluyeron que los hombres con una circunferencia de cintura de 40 pulgadas o más tenían en su semen una concentración menor de espermatozoides. Los científicos aún no han podido explicar con exactitud el porqué, pero sospechan que el sobrepeso puede interferir en la liberación de las hormonas sexuales, así como también en la producción de los espermatozoides.

  • No necesitas verte extremadamente masculino

Sí, hombres. Una cara más “masculina” no te hará más hombre ni te dará un semen más saludable. De hecho, investigadores de Finlandia y España hallaron de manera reciente que los hombres con rostros más pequeños y “femeninos” poseen un semen de mayor calidad.

El autor del estudio, Jukka Kekäläine, asegura que esto se debe a que aquellos hombres que no tienen un semen de alta calidad distribuyen sus recursos de energía reproductiva en características sexuales secundarias, como, por ejemplo, la masculinidad facial.

  • Mucho cuidado con las proteínas que ingieres

Piensa rápido y responde: qué prefieres: ¿carne roja, embutidos o pescado? Mira que estos alimentos podrían influir directamente en la salud de tu esperma.

La carne roja suele ser muy mala para la producción de espermatozoides. Investigadores de la Universidad de Harvard descubrieron que los hombres que la preferían tenían una producción menor de espermatozoides.

¿Sabías que los hombres que consumen pescado con regularidad, especialmente salmón y atún, tienen una concentración 65% mayor que los demás? (Ya sabes que puedes ir incluyendo en tu dieta)

  • ¡Precaución! La ropa interior puede ser un problema

En el año 2012, investigadores de Reino Unido descubrieron que los hombres que utilizan ropa interior ajustada, principalmente boxers, suelen tener una producción menor de espermatozoides.

La ropa interior holgada permite que los órganos respiren y hace que las temperaturas no sean tan elevadas. Esto estimula la producción de semen de calidad.

  • La actividad física siempre es una buena aliada

Los hombres que realizan actividad física tienen una mejor circulación sanguínea y esto incide de forma directa en la calidad del semen, cuya una concentración de espermatozoides es 73% mayor que los que no hicieron nada.

Ahora que ya conoces estos secretos avalados por investigadores y estudios, ¿seguirás dañando tu salud reproductiva?