Espere por favor

Roberto Roena continua en su salsa

Roena y su afamado grupo, Apollo Sound, tomaron el escenario del Lehman Center el sábado por la noche, para entretener a un elegante público, con un nostálgico viaje de cuatro horas, reviviendo casi cinco décadas de clásicos.

Aun bailando con agilidad y energía a sus 78 años de edad, Roena demostró su icónica teatralidad alternando entre la campana, el bongó, y dirigiendo la orquesta mientras enseñaba sus mejores movimientos de baile al lado de los cantantes de la banda.

Como una especie de introducción, tomó el micrófono para contar historias acerca de cómo se hicieron cada una de las canciones. “Me dijeron que esta canción fue una porquería,” dijo Roena, mientras contaba la historia de cómo creó su hit más famoso, Desengaño. El público estalló en risas, ambiente que se mantuvo por el resto de la noche en la que abundaron las anécdotas que lo hicieron retroceder en el tiempo.