Espere por favor

Cinco cosas sobre el clítoris para tener sexo increíble

El clítoris es una de las partes más importantes de la vagina, más si hablamos de sentir placer en el sexo o llegar al orgasmo. Y justo por eso es que todas las mujeres deberíamos conocerlo, sino a la perfección, extremadamente bien.

Y es que de acuerdo con los sexólogos del Sinclair Intimacy Institute el clítoris es el único órgano cuya función es proporcionar placer, claro, cuando es estimulado correctamente. No tiene nada que ver con el embarazo, la menstruación u orinar.

Aprender sobre este órgano no solo es importante para que conozcas tu cuerpo, sino también para que logres tener más placer durante el sexo. 

  • 1. Es más grande de lo que piensas

Aunque tu clítoris luzca como del tamaño de la punta de un dedo, se extiende hasta diez veces esa dimensión a lo largo de la vulva. Por lo tanto, durante el sexo tu pareja necesita prestarle atención no solo a la parte externa (aunque con la penetración logra bastante estimulación).

  • 2. Necesita juegos previos

Cuando te excitas, tanto el glande como el eje del clítoris se llenan de sangre y aumentan su tamaño, lo que puede ayudarte a alcanzar el orgasmo. ¿Y cómo consigues una adecuada excitación? Con juegos previos. Los besos y caricias no fueron creados por nada.

  • 3. Sí, debe ser tocado y lamido

Durante las relaciones sexuales el pene no hace contacto directo con el clítoris, por lo que la estimulación no es tan potente como para llevarte al orgasmo. Entonces, si tu pareja lo toca con sus dedos o lame en el sexo oral es más probable que sientas placer y llegues al clímax.

  • 4. Puede causarte molestias

Cuando no llegas al orgasmo, la sangre que fluyó hasta tu clítoris como resultado de la excitación puede permanecer ahí, manteniéndolo congestionado durante algunas horas, lo que podría resultarte molesto. Si eso ocurre, no trates de “arreglarlo” con más sexo, pasará naturalmente.

  • 5. Deben tratarlo con cuidado

Ya quedó claro que la estimulación al clítoris es esencial, pero ésta debe hacerse con cuidado. Y es que a medida que crece la excitación, este órgano se vuelve menos visible ya que será cubierto por los tejidos hinchados. Si tu chico es brusco puede causarte irritación en lugar de placer.

 

No es nada del otro mundo tratar bien a tu clítoris, solo es cuestión de que tomes en cuenta estos datos al momento de tener sexo. Si tu pareja no lo sabe, díselo. Recuerda que la mayor parte del placer sexual se genera con una buena comunicación.